jueves, 5 de marzo de 2009

"Miles To Go": El Principe Encantador!


Les traigo el CAPÍTULO COMPLETO sobre el "Prince Charming" de Miley Cyrus (del libro "Miles to go").

Empecemos:

Hannah Montana había estado al aire por unos pocos meses cuando fui a un beneficio en un centro pediátrico. Recuerdo el día exacto: 11 de Junio de 2006. Fue el día en que conocía mi primer amor. Llamémoslo Príncipe Encantador. No quiero decir su nombre porque esto no se trata de quién es él o lo que yo signifiqué para él. Esto se trata de cómo me siento yo y lo que nuestra relación significó para mí. Sabes de qué hablo? ... Entonces, estábamos en este beneficio, yo no sabía nada acerca de este Príncipe, excepto que una amiga me había dicho que él pensaba que yo era linda. Él se acercó a mi con muchos amigos y se presentó. En ese mismo instante quería que todos se fueran y quedarme sola con él. Él intentó darme un apretón de manos pero yo le dije : "yo no soy apretones... yo doy abrazos". Entonces él me abrazó. Su remera estaba "áspera" y me dolió un poco, entonces le dije "odio tu remera"... eso fue lo primero que le dije: "odio tu remera".

En verdad tuve un enamoramiento instantáneo, y qué hice? Le pedí que cantará una canción en el karaoke conmigo y nos anotamos en la lista para cantar "I wanna be like you" del Libro de la Selva. Hubiera sido una divertida y tonta canción para cantar juntos pero cuando la canción comenzó no pude encontrarlo así que tuve cantar yo sola. Digamos que la gente se rió de mi, no conmigo.

Esa misma noche, más tarde, él y sus amigos saldrían y me invitó a ir con ellos. Mi mamá dijo que no quería que saliera esa noche... supongo que al día siguiente tenía un día muy ocupado, entonces le pregunté si podía ir sólo por un ratito. Ella dijo que estaba bien. Entonces Brandi y yo salimos a cenar con el Príncipe Encantador y sus amigos. Me acuerdo que me tomó años vestirme, pero cuando bajé las escaleras vestía una simple sudadera... no quería que pareciera que me había arreglado mucho, creánme, era la sudadera adecuada.

Después de cenar, cuando ya estaba en casa, hablamos por teléfono. Me preguntó cuáles eran mis creencias. Le dije: "soy fuertemente cristiana", él me contestó: "así nos llamamos a nosotros mismos en mi familia". Pensé que era una señal. Esa noche estuvimos hablando por teléfono hasta las 4 de la mañana. Después de eso yo estaba feliz, el mundo entero había parado para mi, nada más importaba. Sé que suena tonto pero mi familia no pone reglas para el amor. Mi mamá conoció a su esposo un Lunes y se casó el Viernes siguiente. Estuvieron juntos por veintisiete años. Mi mamá no cree en esas cosas de ser "muy joven" o "muy ingenuo" para estar enamorado. En mi familia, cuando te enamoras, eso es todo. Nadie lo llama "pequeño amor" o se ríe de mi. Él realmente era mi Príncipe Encantador, y eso lo supe inmediatamente. Deberías haber visto mi enorme sonrisa cuando corté el teléfono con él esa primera noche. Estaba tan feliz, dormí con el teléfono pegado a mi mejilla, como si eso lo mantuviera a él cerca.

Desde el comienzo fuimos los mejores amigos. Hablábamos todo el tiempo. Él vivía en la costa Este pero viajaría a Los Ángeles y además, lo vería cuando estuviéramos en Nueva York. Después se mudó a L.A., a una casa –escucha esto- a unas pocas calles de la mía y todo comenzó a ser más intenso y divertido. De repente éramos vecinos. Se sentía todo tan natural... era todo tan fácil. Él me pedía que vaya a las cinco de la mañana sólo para decir "hola" antes de irme a trabajar y yo sólo tenía que caminar unas cuadras para verlo.

Al principio, cuando teníamos 13, jugábamos al básquet en mi patio trasero o Nintendo en su casa. Su familia siempre preparaba deliciosa comida Italiana para cenar. Amo andar en bicicleta, mientras yo andaba él caminaba al lado mío cantando "My Girl". Pero una vez en vez de decir "mi chica", él dijo "Miley hablando de Miley". ¡Wow! ¡Estaba tan enamorada! Sabes de qué hablo? El tipo de amor en el que el sol puede brillar o no durante todo el día y a tí no te importaría. El tipo de amor que te hace saltar a la piscina en mitad del invierno. El tipo de amor que te hace querer bailar bajo la lluvia (a quién engaño? Esto es L.A., nunca llueve aquí!) Este fue el mejor tiempo de mi vida, fue un total y completo enamoramiento.

Pensarás que el Príncipe Encantador me distrajo de mi trabajo, pero realmente fue lo opuesto. Estaba enamorada, tenía mucho que decir acerca de eso- y cosas buenas, necesitaba escribir todo un cd! Y pronto. Para este momento el Príncipe Encantador y yo ya llevábamos cerca de un año y las cosas iban muy bien. Muchas de las canciones de "Meet Miley Cyrus" son canciones acerca de él. Yo lo llamaba todas las noches y le decía: "Te escribí otra canción!". Las personas deben preguntarse cómo es que escribí tantas canciones acerca de un solo chico, pero sé que le podría haber escrito un millón de canciones. En verdad, ahora que lo pienso, la mayoría de las canciones de ese albúm son acerca del Príncipe Encantador. No es que la relación haya sido perfecta... pero lo pienso como si fuera una granja, todo es tan tranquilo allí. Obviamente, hay tormentas, pero hasta las tormentas se sienten tan naturales, como si fueran parte de ello. A veces quería que la tormenta me llevara, pero otras quería tener por siempre un cielo lleno de brillantes estrellas.

En un momento decidimos que necesitábamos tomarnos un tiempo. Pensé que así romperíamos de buena manera. Tenía el corazón tan roto que escribí "Girls night out" para hacerme reir a mi misma. Pero inmediatamente después escribí "Right here" para cantársela a él como diciendo: "No importa que, siempre estaré aquí para ti. No importa en qué momento de la vida estemos". También algunas de las otras canciones como "Clear" son las que llamo canciones "pre-rompimiento", son esas canciones donde yo imaginaba cómo sería cuándo termináramos y lo mucho que eso dolería. La vez que me presenté en Egg Roll fue en el tiempo que escribí "Girls night out", y por eso la canté queriendo decir que el Príncipe Encantador y yo estábamos en medio de un "tiempo". Éramos jóvenes y vivíamos vidas extrañas. Pero justo pasó, él también estaba en el Egg Roll. En el instante en que ví al Príncipe Encantador mi corazón dio una voltereta. No importó cómo nos habíamos peleado, qué se dijo, cuán duro fue o si nos estábamos tomando un "tiempo". No había preguntas en mi corazón: estábamos de nuevo juntos. O realmente nunca habíamos terminado. El punto es que todo estaba bien en el mundo. Sé que he tenido muchos momentos lindos en mi vida, pero en verdad nunca olvidaré áquel día cantando en la Casa Blanca, presentándole a mi mami a Laura Bush y volviéndome a enamorar de él nuevamente.

1 comentario:

maylen dijo...

holaaa pasate por mi blog please miran la foto rosa que dice JB jja bsos may